Tu comedor necesita un cambio y vos querés empezar por lo más importante: la mesa. Existe una gran variedad de materiales, estilos, colores y terminaciones. Pero lo primero que tenés que definir es otra cosa: la forma. ¿Rectangular, redonda o cuadrada? Veamos.

La mesa rectangular es ideal para recibir una gran cantidad de personas al mismo tiempo y deja bien marcadas las posiciones de los “dueños de casa” con sus dos cabeceras. Tal vez por eso es la más tradicional. Otra de las ventajas que tiene es que, si contamos con poco espacio, podemos ubicarla contra una pared, sin entorpecer el paso en el día a día.

La mesa redonda, al contrario, genera mayor sociabilidad entre los comensales. Es la mesa más “democrática” que podemos encontrar. Sin cabeceras, el centro de la mesa queda al alcance de todos por igual. Sin embargo, no es la más recomendable si solemos organizar comidas muy concurridas.

La mesa cuadrada, por su parte, es la más contemporánea de todas. Es un tipo de modelo más nuevo y toma algunas características de las mesas rectangulares y otras de las redondas: los ángulos rectos de las primeras y las ubicaciones “democráticas” de las segundas, ya que todos sus lados son iguales.

¿Todavía no te decidiste? Pasá por nuestro showroom y nuestros asesores podrán ayudarte a elegir la mejor opción para vos.

En Amoblamientos Family contamos con un equipo de trabajo que, con trayectoria y experiencia en el área de los muebles y del diseño, puede orientarte sobre cómo potencializar tus ambientes a través de las correctas elecciones de materiales, diseños y estructuras. ¡No dudes en consultarnos sobre la realización de tus proyectos!

Contenido producido originalmente por Sabio Marketing para Pymes, para Amoblamientos Family.