Está comprobado que los colores tienen la capacidad de influir en nuestro estado de ánimo: pueden calmar, inspirar, excitar, equilibrar o alterar nuestras percepciones. Cada color emite determinadas vibraciones que nos llegan de distinta manera y producen efectos diferentes. En 2018, el color que va a marcar nuestro ritmo es el violeta.

Como todos los años, la firma Pantone –autoridad máxima del color mundial– seleccionó el color que se destacará y marcará tendencia. El violeta influenciará las paletas de colores de los diseñadores, generando que las tendencias se expandan a todas las expresiones del diseño, marcas y empresas.

El violeta simboliza la espiritualidad y la intuición. Estas cualidades místicas o espirituales se asocian con prácticas relacionadas a estados de relajación e introspección, que ofrecen un espacio más elevado a aquellos que buscan refugio del mundo sobreestimulado de hoy.

Sin embargo, este color carga con ciertos “prejuicios” en lo que a interiorismo se refiere: se cree que es difícil de combinar y que no es recomendable. Pero esto no es así: el violeta aporta elegancia, vanguardia y distinción a cualquier ambiente. Se lleva muy bien con tonalidades neutras y naturales, haciendo de los espacios lugares cálidos y serenos. El secreto radica en las combinaciones con otros colores y texturas. De esta forma, es una excelente opción para incorporar no solo en nuestras paredes, sino también en muebles, textiles, marcos, iluminación  o accesorios.

En Amoblamientos Family contamos con un equipo de trabajo que, con trayectoria y experiencia en el área de los muebles y del diseño, puede orientarte sobre cómo potencializar tus ambientes a través de las correctas elecciones de materiales, diseños y estructuras. ¡No dudes en consultarnos sobre la realización de tus proyectos!

Contenido producido originalmente por Sabio Marketing para Pymes, para Amoblamientos Family.